Doctor Don Casimiro Gómez Ortega

Nació en Añover el 4 de Marzo de 1741 y fue un eminente botánico, médico, y farmacéutico. Fue considerado en su época como uno de los más eminentes científicos de España, reconocido y apreciado también en todo el mundo.

Hizo sus primeros estudios en Toledo, Madrid y Barcelona, costeados por su tío materno José Arcadio de Ortega, de quien heredó.

Gómez Ortega fue el primer Director del Real Jardín Botánico de Madrid, situado en el Prado madrileño y durante su largo mandato (1771-1801) se promovieron y tutelaron importantes expediciones científicas a la América Española y Filipinas.

Don Casimiro Gómez Ortega, ya entonces Catedrático del Real Jardín Botánico, realizaría la adaptación a la sistemática linneana, introduciendo en España estos conocimientos, y publicando textos propios y algunas traducciones.

Don Casimiro publica, su “Instrucción sobre el Método más seguro de Transportar Plantas Vivas por Mar y Tierra” y da a la imprenta, también, unas “Advertencias” con el método a seguir por los capitanes de buque durante las travesías; todo ello destinado a garantizar el cuidado de las plantas vivas.

Bajo el control y supervisión de Gómez Ortega, se crea en España, Hispanoamérica y Filipinas, una infraestructura coordinada de corresponsales y jardines botánicos que hacen posible una serie de expediciones metropolitanas y ultramarinas: Nueva España, Puerto Rico, Perú, Chile, Argentina, Guatemala, Nueva Granada, Filipinas, etc. Se exploran científicamente las colonias españolas, localizando ejemplares de plantas útiles y facilitando la difusión de la política reformista sanitaria y la docencia científica.

La capacidad científica y los esfuerzos de Gómez Ortega, transcendieron a otros campos distintos al de la botánica, aunque íntimamente relacionados con ella: El de la Medicina; en el que Don Casimiro, sería nombrado Secretario Perpetuo de la Real Academia Médica Matritense, institución medular de la modernización de la medicina en España.

Figura igualmente este ilustre añoverano, como brillante boticario, introduciendo y traduciendo en España, en 1788 -a través de la Audiencia de Farmacia del Protomedicato-, la nueva nomenclatura química de Guiton de Morveau, Fourcroy, Berthollet, y Lavoisier.

 

Introducción de la semilla del sen

Las preocupaciones científicas, y las obligaciones de los numerosos cargos públicos y otras responsabilidades, no privaron al eminente Gómez Ortega, de realizar en su pueblo natal, una serie de investigaciones de cierta importancia; como sería la introducción en Añover de Tajo del cultivo de la semilla del Sen, rentable iniciativa ideada como alternativa a los cultivos clásicos, muy agotados.

En ese momento, ya ostentaba los cargos de Primer Catedrático del Real Jardín Botánico de Madrid y Juez Examinador Perpetuo del Tribunal del Real Proto-Medicato.

Entendía que su cultivo resultaría muy provechoso para el beneficio común del arzobispado; tanto por sus utilidades, como por el tiempo de su recolección, que se haría durante verano y otoño, estaciones en las que aflojaban los quehaceres agrícolas, y también porque podrían realizarla, jóvenes de ambos sexos, mujeres, ancianos, y personas inútiles; pues consistía en coger viva la hoja de la planta una a una, según iban naciendo y poniéndose en sazón.

Extraído de texto: Historia De La Villa de Añover De Tajo (1222-1848). Autores: Evaristo Martín de Sandoval y Carmen Travesedo y Colón de Carvajal.

P1240847

 

Introducción del cultivo de espárragos

A finales de este siglo, en torno al año 1792 se introduce en Añover el cultivo de espárragos. La tradición en la Villa, asegura su importación de Holanda por el célebre botánico y científico añoverano Don Casimiro Gómez Ortega.

La documentación conservada, acredita que se plantaron las esparragueras en El Sotillo. Por término medio y cultivador, en el año de 1797, se cosechaban espárragos por un importe de 7.510 reales.

Los diezmos señoriales, debido a la innovación del cultivo, fueron objeto de discusión. El pleito acabó en sentencia firme, dada por la justicia de Añover  que fijó el diezmo señorial de espárragos: un manojo, por cada dieciocho de ellos.

Don Casimiro murió en Madrid en 1818.

La biblioteca pública de Añover de Tajo lleva su nombre y en sus jardines se erige una estatua con su busto. El “pilón de mulas”, obsequio del científico a nuestra villa, fue recientemente restaurado.

Presentación de la conferencia realizada por Francisco Javier Sánchez Ruano: Semblanza del Dr. D. Casimiro Gómez Ortega

Otros personajes ilustres de Añover de Tajo

casimiro en el abc

Noticia de la inauguración del monumento publicada en el ABC.

Compártelo!