Etimologia de “Annover”

Se propuso para los varios Añover que existen en la geografía española la etimología al- nawa-yil un plural fracto con el significado de ‘los regalos’. Desde el punto de vista semántico esta etimología es poco convincente. Más bien podría pensarse en annauba-r ‘monte, pinar’, etimología fonéticamente admisible, y muy probable si tenemos en cuenta que los Añover de la toponimia española dan nombre a parajes caracterizados por la abundancia de monte alto y bajo, en las orillas de un río caudaloso, circunstancia esta última que deberá ser considerada antes de decir la palabra definitiva.

Otros piensan en ANNOVER, como derivación de un adjetivo, utilizado comúnmente en zoología: ANOBIOS, cuyo significado es: EL QUE VIVE EN LO ALTO. Su etimología del griego “avw” (anó) = ARRIBA; y “bios” = VIDA. Esta hipótesis confirmaría la supuesta existencia de la mota, aludiendo directamente y refiriéndose, al lugar en el que vivían, los que vivían arriba, es decir, en el alto de la mota o castillo.

Otra hipótesis, relacionaría el nombre ANNOVER con la “ANUBDA” o “Adnuba”, derivada del árabe “ AL-NUBDA”. El Educidario, registra once variantes: “adua”, “anunduba”, “annaduba”, “anuda”, “aduva”, “adnuva”, “anubda”, “anuquera”, “anudiva” y “annadua”; todas ellas acepciones de el llamamiento a la guerra, servicio, o prestación personal para reparar los sótanos y muros de los castillos y ponerlos en estado de defensa; y tributo que se pagaba por redimirse de este servicio personal y pelotón de gente empleada en aquella faena. Con este nombre se conocía también en la Edad Media la redención de un servicio de guerra, consistente, en la obligación de vigilar los predios, fuera de las ciudades, en el fuerte, castillo, o villa, y su término, para no ser sorprendido por los ataques del enemigo. Esta etimología explicaría la construcción del edificio militar, mota castral, o castillo, para la defensa, estancia, y resguardo de los ocupados en la vigilancia militar de la cercana ciudad de Toledo.

Compártelo!